28 agosto, 2014

suéñame,
suéñame por favor,
pero no me sueñes bien,
suéñame en tu ser
con tus manos en mi piel,
con tu lengua en mi miel,
fóllame, penétrame
y luego si quieres ya
...despiértate.

2 comentarios:

pain dijo...

Felicidades mujer!!
Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años..... Pero lo importante no cambia, tu fuerza y tu convicción no tienen edad. Tu espíritu es el plumero de cualquier telaraña. Detrás de cada día de llegada, hay uno de partida. Detrás de cada logro, hay otro desafío. Mientras estés viva, siéntete viva. Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo. No vivas de fotos amarillas..... Sigue aunque todos esperen que abandones. No dejes que se oxide el hierro que hay en tí. Haz que en vez de lástima, te tengan respeto. Cuando por los años no puedas correr, trota. Cuando no puedas trotar, camina. Cuando no puedas caminar, usa el bastón... ! Pero nunca te detengas !

Carver dijo...

Hacia tiempo que no te leía y es entre sueños donde nos encontramos con los deseos ocultos.